Llevamos toda esta era (me refiero desde la edad media) inculcándonos que las festividades son multitudinarias para pasarlo bien. Bodas con docenas o cientos de invitados, Primeras Comuniones con grandes regalos para los niños y gestionándolo igual que las bodas, San Fermines con miles de personas en las calles, Mascletás, San Isidro, partidos de fútbol, etc., etc., etc. Pensamos en las grandes afluencias como una fuente de dinero, pero alguien ha pensado si en pequeño es también un buen negocio?.

Entiendo que los grandes organizadores, e incluso artistas se sientan tentados a crear eventos en los que quepa el mayor número de asistentes… No es lo mismo 10.000 asistentes en un estadio que paguen 30 euros cada uno (300.000.- de ingresos) De estos asistentes no menos de un 10% comprará disco o pagará streaming por el canal que sea.

Me vienen a la cabeza las noches de Ibiza en las que miles de personas se confinan (o confinaban) en las MegaDiscotecas apretujadas, transfiriéndose sudor y saltando como cabras pasando unas horas brutales en las que se olvidan del mundo real y entran en un éxtasis frenético de explosión de los sentidos.

Ha habido un movimiento en el teatro:

Es una nueva concepción de creación teatral donde se realizan obras de teatro de cerca. ¿Qué quiere decir? Pues que son espectáculos de pequeño formato, con 4 actores como máximo, y se llevan a cabo en espacios reducidos que no son los convencionales teatros o salas preparadas para ello. Así pues, una habitación de una casa, el almacén de un teatro o salas pequeñas de unos 15 metros cuadrados son los rincones donde se llevan a cabo estas obras.

Fuente: SHBarcelona

Sabemos que mucho de este movimiento se debe a que directamente han descendido las subvenciones a las compañías, la pérdida de interés del gran público a obras eclécticas que la masa no comprende y seguramente la negativa de las grandes salas a bajar el precio de sus entradas para poder soportar un espacio que, solo en mantenimiento, cuesta miles de euros todos los días.

Las empresas de teatro han tenido que pensar en pequeño para hacer que sus obras lleguen al público, reduciendo gastos estructurales y así poder ofrecer sus trabajos a precios razonables incluso segmentando al público que va a asistir.

También comprendo que un músico necesita del baño de masas, las masas necesitan sentir que van a tocar a sus ídolos, incluso en los campos de fútbol el equipo mejora su rendimiento con el calor del público.

Aunque me temo que ésto está pasando a la historia. Por ahora las plataformas digitales de ocio ofrecen bastante oferta para poder disfrutar de la cultura en general. Vivimos en una época en la que la tecnología supera la capacidad de llamada a los carteles de espectáculos colgados de las farolas.

De la misma manera las plataformas tecnológicas están haciendo sombra a los establecimientos convencionales. Restaurantes de comida rápida que te lo llevan a casa en menos de treinta minutos, comercios que te traen un producto más o menos exótico en menos de cuarenta y ocho horas… Y los empresarios siguen/seguimos pensando en escaparates a pie de calle.

Debemos empezar a pensar en pequeño para poder llegar a más clientes. La tecnología nos lo está poniendo fácil, solo que tenemos que prepararnos concienzudamente. La competencia es brutal y así seguirá siendo.

¿Formación en pequeño?

Por supuesto que si, las Universidades ofrecen formación reglada online, las academias enseñan online, los colegios e institutos en cuanto se quiten el polvo de cientos de años de sistemas presenciales pasarán a tener una buena presencia online… ¿Y esperamos que el comercio vuelva al siglo XX?

Damas y caballeros, el que no está en Internet desaparece. Ya no es una opción y sobre todo… De la misma manera que ponemos nuestros comercios a nuestro gusto, con las limitaciones que nos autoimpongamos debemos hacer lo mismo con nuestra presencia en Internet.

Las redes sociales se están adaptando a ofrecer más servicios a las empresas (grandes o pequeñas) pero ojo que no lo hacen por ti o por mí… Lo hacen por ellos mismos y han comprendido que o trabajan en pequeño o tendrán menos tiempo de presencia de los usuarios y no olvidemos que solo con la presencia tienen beneficios, ya que venden sus publicidades por que hay mucha gente y mucho tiempo en la red.

Sin duda es un tema sobre el que hay que pensar… Eso si, si crees que estás preparado para dar el siguiente paso nosotros te acompañamos. ¿Vienes?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: